Responsabilidad de los Administradores societarios.
Los administradores son responsables de las deudas sociales en caso de cierre de facto de la sociedad, sin liquidarla en la forma legalmente establecida.  SAP Madrid 1-4-16
Constituye un comportamiento negligente  de los administradores el limitarse a eliminar  a la sociedad  de la vida comercial o industrial sin liquidarla en cualquiera de las formas prevenidas legalmente. Tal conducta incurre en una vía de hecho, al realizarse al margen de los intereses de los acreedores, que tienen derecho a que sus créditos sean atendidos en la medida de lo posible y en cualquier caso de modo ordenado, lo que sólo se garantiza bien mediante un procedimiento liquidatorio o bien acudiendo al proceso concursal. En este sentido, basta con demostrar el daño sufrido por la parte acreedora demandante, inherente al hecho de cercenársele la posibilidad de cobrar su crédito, y el cierre de facto del establecimiento en el que radicaba la empresa deudora, para que pueda concluirse la existencia de nexo causal entre uno y otro, salvo prueba en contra del administrador demandado.

Retribución de administradores

Relación entre el cargo de administrador y su retribución mediante reparto de beneficios. SAP Barcelona 31-3-16 

Retribución del administrador

Admisibilidad de la cláusula estatutaria que, estableciendo la gratuidad del cargo de administrador, prevé la retribución por conceptos ajenos al cargo. DGRN Resol 10-5-16, BOE 6-6-16
Se admite una cláusula estatutaria que, a la vez que establece el carácter gratuito del cargo de administrador -con la consecuencia de que no perciba retribución alguna por sus servicios como tal- añade que se le retribuirá por la prestación de otros servicios o  por su vinculación laboral para el desarrollo de otras actividades ajenas al ejercicio de las facultades de gestión y representación inherentes a aquel cargo.

Administrador de hecho

Características del administrador de hecho. Sentencia del TS de 8-4-16
El TS declara que la noción de administrador de hecho presupone un elemento negativo (carecer de la designación formal de administrador, con independencia de que lo hubiera sido antes, o de que lo fuera después), y se configura en torno a tres elementos caracterizadores:
– debe desarrollar una actividad de gestión sobre materias propias del administrador de la sociedad;
– esta actividad tiene que haberse realizado de forma sistemática y continuada, esto es, el ejercicio de la gestión ha de tener una intensidad cualitativa y cuantitativa; y
– se ha de prestar de forma independiente, con poder autónomo de decisión, y con respaldo de la sociedad.
Deducibilidad de una provisión derivada de un acuerdo.
Si una provisión deriva de una disposición contractual y existe certeza de su acaecimiento como consecuencia de un compromiso expreso, el gasto contable asociado a dicha provisión es deducible. DGT CV 10-6-16